Entradas

LA MUTACIÓN COMO ÚNICA PERMANENCIA Sobre El hedor de lo real en la nariz imaginaria, de León Félix Batista