DOLCE STILL MOSTRO: Me hinca que seamos como las flores. Rodrigo Luque.






Me hinca que seamos como las flores,
Y que vayamos a ser viento.
Me raspa que,
En restrospectiva,
seamos trenes,
sonidos,
pasos,
besos,
maquillaje,
zapatillas,
adicciones,
dietas,
cables,
aparatos,
parientes muertos,
la muerte,
el olvido,
orígenes.Me raspa que,
en las calles,
sonrían o lloren
y siempre bajo la misma música
como otra.
Me raspa que pretendan.
Que lean, y que aprendan,
Me raspa que caminen igual,
Y que todos visiten a sus madres
solo cuando están ancianas.
Me raspa que tengan trabajo, o que
les raspe no tenerlo.
Que se apuren y se olviden que
son como piedras o amebas.
Me muerde, con un ardor filudo
que tantos tengan acceso al éxtasis,
al sexo,
al amorío.
Me muerde que tengan epifanías,
que cambien sus vidas,
que sean héroes,
que sean poetas o pintores,
que se sientan bendecidos,
y se pongan a escribir poemas.
Me deja, sin embargo, todo con sabor
a desdén y libertad,
el pie ligero,
la mirada tambaleante, ida,
Porque acaso se apura
el girasol en el ciclo?
Acaso se agita la rosa?
Acaso se apena el viento?