DOLCE STILL MOSTRO: VALERIA ROMÁN MARROQUÍN (1). POSTAL EN UN TECHO AJENO





-Estaré sola-, dije por primera vez cuando sentí una mano tocándome la rodilla: eran las dos y diecisiete a.m. en la casa de un amigo sin nombre

Así se debe sentir el amor, pensábamos

Dejamos de hablarle a la muerte por los cráneos humeantes en búsqueda de otro vientre para acariciar

Es así: llegamos tarde

Los recuerdos se derretían uno a uno frente a la tv,
tan silenciosos como van cayendo las aves

              Ahora solo quiero pensar en aspirar una y otra vez
              la ceniza que va dejando mi memoria,
              mientras un muchacho rompe el asfalto en mi espalda

              Ahora solo quiero pensar en la casa
              En los recibos que no voy a pagar,
              las tareas que no quiero hacer,
              los años que no quiero vivir
              Esas cosas
Todo se va pareciendo mucho a cuando hablaba con dios
y siempre me preguntaba si cambiaría algo en mi vida
pero jamás terminé de contestar

Toqué tu puerta cuando me sangraba la nariz

Todo se va pareciendo a la copia de una copia de una copia
todo se va pareciendo a ese día
¿todavía puedo quedarme?

Voy a llenar de sangre la pista de baile/ el futuro/ el cielo
los caminos que llevan a este corazón de ciudad
los e-mails a medio escribir
los mensajes que nunca pensamos enviar

Voy a llenar de sangre todo un poema:
sentirme como en la primera/ segunda/ tercera vez
como en todos los polvos que aún no me toca probar y gritar cualquier nombre

Romper con cada uno de los ecos en tu mugre boca
junto a dios
junto a una de esas drogas nuevas que se cantan
aquí, donde todavía sigo de pie

Esta vez voy a quedarme,
y ya no quiero llorar ni recordar que estoy sola
Aquí, donde me dijeron que así de bonito
se debe sentir el amor

Aquí, en otro techo ajeno



Valeria Román Marroquín (Perú, 1999)  Estudia en un colegio de monjitas francesas, todavía usa uniforme y paga pasaje escolar. Una vez le dijo al mundo que Vallejo no estaba muerto y casi la expulsan. Tuvo algunos blogs, pero a todos ésos los terminó asesinando. Tiene un poemario inédito que espera algún día se publique. Es capricornio, le gusta mucho las mandarinas, y Bolaño también.



Fuente originaria: http://estabanlocos.tumblr.com/