DESEQUILIBRIOS DE LA ESCRITURA 2015: SARA URIBE - APUNTES EN LOS MÁRGENES DE LOS LIBROS





Enero 05 de 2015

El drama del lavaplatos de Eugenio Tiselli (http://www.motorhueso.net/text/el_drama_del_lavaplatos.pdf)
¿Son los poemas de El drama del lavaplatos artefactos, dispositivos? ¿Qué sucede cuando un “verso semilla” es traducido mediante un programa de poesía asistida por computadora que utiliza sinónimos y equivalencias en un viaje-alteridad de ida y vuelta del español a otra lengua? ¿Puede, en efecto, una máquina escribir poesía?


Junio 06 de 2015

El tiempo en Ontario de Eloísa Oliva (Editorial Nudista, 2013)
¿Piensan alguna vez en las vidas y las historias de las personas que les llaman por teléfono para venderles cosas? Eloísa Oliva trabajó en un call center supervisando llamadas, tiempo después escribió este breve libro donde cada poema es un cubículo, una línea telefónica, diálogos entre extraños que se desdoblan y se intersectan, azarosos y leves, como conversaciones que se pierden debido a la interferencia.


Junio 21 de 2015

Música para destruir una ciudad de Leonarda Rivera (FETA, 2015)
No es que no supiera que a veces el amor no basta para salvar ciudades y lo hubiera descubierto en este libro. No. Lo que no sabía es que Leonarda incendiaría cada página como quien quema sus naves y las nuestras; que cada poema provocaría un inminente derrumbe; que todo paso dado activaría la destrucción de mis propias ciudades: que nadie vendrá a rescatarnos porque no hay nada que rescatar.


Junio 22 de 2015

Un día negro en una casa de mentiras (1998-2014) de Elena Medel (Visor, 2015)
Dice Elena Medel en este libro que cuando todo va bien, algo se mancha. Que el fracaso es una mota oscura y leve. La suya es una escritura que nos desvalija, que nos socava lo cotidiano y lo real desde las otras vidas y los otros sueños posibles que nos hace atisbar en sus poemas. Sabemos que algo pasará: una caída, una palabra en falso, un ave, un ligero trastabillar, algo imperceptible está a punto de cambiarlo todo.


Agosto 06 de 2015

Conjunto vacìo de Verónica Gerber (Almadía, 2015)
El deseo de huir, las ausencias-agujeros, las historias truncas y los diagramas de Venn son algunas de las cosas que me unen a esta novela que dibuja y desdibuja algo tan familiar y tan demoledor como la soledad o el desamparo; como ir de derrota en derrota, de exilio en exilio, de desencuentro en desencuentro hasta encontrar los vasos comunicantes con todos los principios bifurcados. Hasta intersectarnos con nosotros mismos. O no.


Agosto 18 de 2015

Intervenir de Dolores Dorantes y Rodrigo Flores Sánchez (Ugly Duckling Presse, 2015)
¿Qué ocurre cuando el lenguaje es avasallado y atravesado por la violencia? ¿Cuál es esa irreversible luxación que se efectúa en las palabras y sus significados? Algo nos deja vacíos, descolocados, inciertos. El lenguaje nunca es el mismo después de preguntarse por los cuerpos rotos de un país roto. Pero no sólo aquel que utilizamos para referirnos a las heridas y a las pérdidas, se trata de todos los posibles lenguajes; se trata de la torcedura de todos los posibles abordajes para nombrar el cuerpo, el amor, la patria, lo cotidiano y la memoria. Y es que todo, todo ha desaparecido, nos advierten Rodrigo Flores Sánchez y Dolores Dorantes en su escritura a cuatro manos de Intervenir, una mixtura de discursos que se superponen, se reescriben y se sobreescriben entre sí; una enunciación de lo que queda después de la catástrofe cuando uno ha sobrevivido: cuando sobrevivir es tener que aprender a nombrar de nuevo todo aquello que ha sido trastocado. Rodrigo y Dolores, es decir, sus escrituras, dialogan y producen este libro como si estuviesen realizando una intervención quirúrgica. Uno puede ver en la página sus movimientos, sus cortes, sus costuras, sus respiraciones a veces unísonas, a veces sólo paralelas. Van cortando y abriendo el lenguaje como una gran herida al tiempo que intentan suturar y, con ello, generar nuevas capas de sentido; a pesar del dolor, a contracorriente del trauma y de la nostalgia que subyace en sus narrativas que son ya siempre fragmentarias, dispersas, incompletas. Es ésta, en todo caso, una poética que no sale inerme al daño, una poética fracturada.


Agosto 22 de 2015

Pozos de José Ramón Ruisánchez (Era, 2015)
Entrar y salir de habitaciones/rutas/itinerarios/discursos. Entrar y salir desde/hacia el lenguaje-pasado-presente que somos cuando nos historiamos/ficcionalizamos. La excavación que restaura lo equívoco de la memoria. La evocación que nos coloca justo en la escena/instante que para poder recordar inventamos, que para poder perdurar debe narrarse una y otra vez. Pompeya también es mía, escribo en las orillas de este libro que atraviesa  géneros/mitos/tiempos/geografías, que habita, también y desde luego, los márgenes.


Septiembre 09 de 2015

Contra la locura de Soledad Castresana (El Ángel Editor, 2015)
Son estos finísimos mecanismos con minúsculos engranajes. Todo es cruel y terrible y oscuro y al mismo tiempo simple, inocente, flujo natural de las cosas que suceden en el otro tiempo, en el otro orden, en la otra consistencia de las cosas. Breves construcciones poético-narrativas perfectamente confeccionadas, diseñadas para leerse una y otra vez, para que en cada lectura el resultado nunca sea el mismo.



Noviembre 19 de 2015

Jaws de Xitlalitl Rodríguez Mendoza (Mantis, 2015)
La sangre y los tiburones no existen | no en Hong Kong ni Mexicali | no en Acapulco ni en Chapultepec | no con camisa y corbata. Pero dentellada del esclavista | pero querer ser otra cosa | pero una que todo lo rompe con su hilera de porcelana | pero I am a shark noqueado | tonto | transfronterizo | prehistórico | balbuceante. Pero los tiburones no hablan | los tiburones tiburonean estos poemas con mandíbulas que no sueñan | rasgan | que no nadan | sino que asfixian | porque Jaws es otro. Uno se sumerge en esta pecera/mar/alberca/libro y cada poema es un no-tiburón que te arranca un brazo, una pierna, un trabajo pulcro y manso. El agua es agua o café o gasolina o sangre: un miembro fantasma. ¿Te comerías un delfín que hubieses parido tú?


Diciembre 03 de 2015

Charlas breves de Anne Carson (Zindo & Gafuri, 2015)
En un buen relato, nos dice Aristóteles, todo lo que ocurre es porque algo lo empuja. ¿Qué es lo que anima estas efímeras conversaciones, que son también pequeñas caminatas o rodeos y desde luego, sombras del lenguaje o del sentido? Quiero creer que no existe sitio aquí para los metarrelatos. Que se trata sólo de un paseo, que cada poema es un pequeño trayecto emprendido sin razón alguna. Que a veces charlamos brevemente sin que nada o nadie. 


Con tecnología de Blogger.