JORGE VARGAS PRADO. POEMA BORDERLINE



Henrik Aarrestad Uldalen




POEMA BORDERLINE 1

Puedo tomar el arco-iris y atarlo en mi cabello que es el
cielo mismo y sin embargo
no sé cómo zurcirme el corazón a los sesos de tan idiota.
Las estrellas son mis canicas y la lluvia terrones de azúcar
para endulzar mi sangre
pero la tarde hurta mis ojos y los hierve, toma su caldo y
me caga.
Soy tan grande que cuando apago mi pipa se hace noche
y tan grande soy que el
peso de mi caca me rompe y me suele enterrar.

POEMA BORDERLINE 2

Escucha:
Yo, puedo cernir el cielo y hacer que llueva.
Puedo pincharle los ojos a Dios con mi aguja
incandescente.
Revierto el mundo y sin embargo: Tú.
Luego, tu mandíbula: nudo de cordilleras, tu maldita
boca.
Soy feliz como un río de sangre, como un brazo suelto
persiguiéndote, como tu ropa
sucia.
Yo, soy feliz como un grito.


POEMA BORDERLINE 3

Hoy he cagado muy bien sin ruido y fácilmente.
He cagado pensando en ti y, siendo sincero, ya no me da
vergüenza.
(Entiende: los bonitos también cagan)
Para pensar de intestinos es preciso entender que el culo
azul de un ruso huele igual
que el culo de un hermoso soldado del Perú.
Me emborracho y pienso en la plastilina de mi estómago.
Atardeces.
Luego llego a una rotunda verdad:
Cada mañana cago a pedazos mi corazón.

POEMA BORDERLINE 4

Y este peso de ancla, de rojo vivo mi vieja no lo entiende.
¿Qué pasa hijito? Me dice y me regala Doña Pepas y
Sublimes blancos.
Este peso no lo entiende.
y tú (no mi vieja, tú): que has rellenado tus frazadas
con fotos viejas de tanto no-pensarme, ¿de qué peso vas a
entender, si me
acostumbraste a dormir abrazado de la almohada?
Yo: roo, casco el chocolate de tu ausencia.
Yo.

POEMA BORDERLINE 5

El cielo no tiene vergüenza porque sabe que la tristeza es
inútil si nadie va a
enterarse.
Llueve, el viento es un muchacho de caramelo, muy
amable y la ciudad canta
alcohol dulce.
Cómo duele la fiesta lejana. Cómo duele.
Ahora, en el encierro, la cerveza de tus ojos
arde.
La música lejana angustia, sólo queda taponar los oídos
con ceniza y abrir bien los
ojos al Especial del humor.

POEMA BORDERLINE 7

Cómo mi boca se inunda de saliva, cómo, de cancha de
fulbito, de casa
construyéndose, de patrullero que pernocta.
-Mi boca es pozo ciego en tu ausencia-
Uno camina lento y macho como pichi en la calle.
Tomo los cielos, (como el muchacho
que duerme en un Tico ), el mundo aletea sus páginas,
y no cocino bien la arcilla gris de mi cabeza.
Por más que intento: el alcohol no llena la boca
como un buen wachimán.
Ayayayáy mañana.
Ayayáy.

POEMA BORDERLINE 9

Me siento feo, me avergüenza sentirme idiota cuando me
siento idiota. Tengo culpa
de tener culpa de cada pequeña cosa que ocurre en el
todo.
(Soy remolino de tierra en medio de una multitud
exacerbada)
Ya no hay moco para hacer bolitas.
y mi vieja no manya, tergiversa: este escozor abierto, esta
boca desecha por el sol.

POEMA BORDELINE
Yo, estoy atado al suelo como el globo de gas de un niño
triste o la sonrisa de un
borracho.
Soy de cartón y leche, de saetas; estoy hecho del plumaje
que no tienes pero que
inventé para ti.
Soy una piedra en la ventana de Dios, soy, también, la
piedra en tu ventana sucia.
Soy cometa de plástico y barco en la tina.

POEMA BORDERLINE ÚLTIMO

Yal final juzgo que el tiempo no se detiene con tu
ausencia inexpugnable ni con mis
ganas de morir sino sólo cuando un poema se hace nudos

de cristal