DOLCE STILL MOSTRO / ROMÁN MORALES RADA











ryan schude




















4


Hoy es la marcha
estaré allí
oculto sobre los árboles
como el asesino de Kennedy
exclamando para sus adentros :
" Fuck! Fuck! Fuck! "
Pienso en disparos
y en la boquita de mi pequeño malo
regurgitando kuaker a borbotones
como político haciendo proselitismo con la leche.

.·.

El Peru es Lima
Lima es Jirón de la Unión
el Jirón de la Unión es el Palais Concert
el Palais Concert es Ripley.

.·.


7


Habían tipos rudos encima de nosotros todo el tiempo
Así que refugiarnos en las drogas y en la masturbación
Fue un aliciente ante esos días que languidecían de tribulaciones
A causa de los más fuertes
De los amigos fanáticos que nos sometían a sabiendas de los instructores
Que nos humillaban delante de las niñas
Que por ese entonces nos gustaban mucho
Sin orgullo y magullados nos reuníamos a grabar cintas de cassettes
Y a dibujar pequeños manifiestos
Que dejábamos al pie de la puerta de tu casa
Donde nos burlábamos de los castigos que tu padre te propinaba con un fierro
Y dibujábamos a tu abuela descompuesta pegada al respirador artificial
El mundo es perfecto para nosotros
Los viejos chicos del "Club de la cremallera muerde escroto"
El mundo es nuestro aliado
Sé como Ch. Mason
Piensa como A. Crowley
Actúa como M. Brandon
Habla como GG. Allin
Se todo lo peor del mundo para ser amado como un dios
Tú eras noble y bueno
Según nuestro criterio : “Un hijo de puta”
Te deprimiste escuchando una canción muy triste
El día de la premiación en que anunciaron tu nombre
Para luego corroborar de que no eras tú el ganador
Si no el tipo rudo que te quebraba los riñones con su enorme verga
Todos nos reímos de ti
Hasta los más débiles
Esos que para sobrevivir terminan mutando en asquerosos seres rastreros
Risas de juventud
Perversión mágica
Desviación divina
Inexplicable infancia de profunda castración
Es extraño el descontrol que nos dominaba por aplastarte
Siempre quebrándote hasta el suicidio
Fuiste nuestro cristo
Tu triste muerte
Tu muda sangre
La redención de nuestros mayores temores
Te odiábamos como nada en el mundo
Por qué nos reflejábamos en tu debilidad y en tu amor
Por qué todo lo que escupía la TV nos alentaba
Por qué el mensaje era quemar el nervio
No sentimientos
Por qué el viejo gato quiere comerse al ratón pequeño
Pero el cándido pequeñuelo lo despedaza
Cuelga sus visceras como cadenetas
Y nos desatamos de felicidad con el manipulador
Todo se descompone
A todos nos seduce el suicidio
Te extrañamos amigo
Para volcar en ti todo el dolor y el castigo que los más fuertes nos infringen.


Con tecnología de Blogger.