SU XIAOXIAO / WENDY ENVEJECE EN EL JARDÍN DEL (AISLAMIENTO)






heidi lender



























es esta lengua mi ortiga fluorescente mi plaga
mi llaga abierta
carcomiendo todo

me dijo sobrevaloras el lenguaje y / no creas que tiene la culpa de/ todo
qué falta de perspectiva
pero la lengua crece levanta la gran muralla china dentro
pensamientos pesadísimos que nunca logras
terminar nada más que basura al amanecer
y frente a todo eso lo que no se detiene

el esplendor de la hierba la decrepitud
germinando la capacidad de humillación
un crecimiento constante pero condenado
de colores inútiles plantas
toneladas de miedo abonando ese deseo
incontenible de cuerpos jóvenes




la niña albina

1


hay una habitación cerrada al entrar se nota el exceso de humedad una ráfaga de frío
dentro una niña albina anda de un lado para otro
sin parar sin parar
de vez en cuando posa sus manos sucias sobre las paredes blancas
parece no entender lo que sucede a su alrededor
hace muecas raras con la boca como si la tuviera fracturada
el médico comenta no puede ver nada hace años que cree que camina por la taiga y sólo se alimenta de raíces y azúcar de diminutas canciones en una lengua extraña se lleva la mano a la boca continuamente para asegurarse de que los dientes aún siguen ahí

2

quise llamar pero mi voz no sonaba
aquí entre los pulmones algo
se rompió
crujió apenas se quedó colgando dentro

el hielo se fundía el suelo estaba llenándose de
charcos
tuve miedo pensé es demasiado tarde se habrán borrado las palabras
escritas en el vidrio
el último mensaje

supongo que caí
ya no más bolsas de oxígeno del aire cortante
la pluma dentro se habría desprendido


cuando el muchacho se abalanzó sobre la niña albina
todavía aquel gusto a azúcar en los labios
blancos