ALEJANDRA PULTRONE. PLAZA WASHINGTON





I

No hay sosiego en la herida,
como en aquel sueño de la aguja y el hilo azul.







II

Recuerdo tu modo de bailar, los ojos enfrentados al pudor.







III

El vértigo.

Esta vez anticipo el latigazo.

Qué fragilidad.

Mi cuerpo también escribe pereceré.







  
IV

Me despierta el zorzal.

Abro los ojos y recuerdo que estás muerto.

Suena el despertador, me  levanto, preparo el desayuno.

No quiero que me llamen los rezagados.

Hoy no quiero recordar la última vez que te besé.






V

Hoy el dolor escribe mientras el recuerdo empuja.








VI

Apenas atravieso la puerta, veo tu escritorio.

Sofoca tanto, que el pecho se parte.



Jamás volveré a verte otra vez



La sinceridad del nunca estalla.







VII

No enmudece.

Reitera su desolación cotidiana: demasiado tarde.







VIII

Arrojar la memoria.

Que caigan lejos los fragmentos de la felicidad.







IX

Recobrar el antiguo latido de entusiasmo.

Sí, alguna vez, escribí pasión.






Con tecnología de Blogger.