JAVI GIL / 2 POEMAS


bruce





¿Toda la arena de esta playa quiere llenar mi boca?
Héctor Viel Temperley

el desierto es mi pastor todo me falta
Mario Montabetti

extraña paz la de este lugar de muerte,
extraña luz y extraño olor
que inunda la sala y los pasillos
y llega limpio a mí, hasta mis ojos,
y me anega y me inunda y me somete,
porque el tamaño del sueño y de la prisa
tiene una nueva textura aquí, una textura extraña,
en este lugar,
en este lugar de vida
y muerte,
una textura blanca y lisa.

aquí nada me falta, todo me falta,
tengo
un asiento cómodo y una vía,
una pantalla enfrente
y una gasa con una pequeña gota de sangre
―NADA ME FALTA TODO ME FALTA―
en este desierto blanco, extraño de luz,
limpio de paz y terso;
y yo floto y nada me falta
―todo me falta―,

llega la enfermera, calibra el aparato
que deja de pitar,
y vuelve la paz, y vuelve,
y todo se anega, y me somete el sueño,
y mis párpados pesan y pesan y pesan,
y mi boca se anega de arena y gasas,
y mis párpados pesan,
todo se ha parado, todo está en el aire,
aquí, en este lugar de vida
y muerte,
todo se ha detenido,
y yo respiro y en cierta manera
no
quiero
salir
de
aquí.




GLOBOS METÁLICOS

¿Quién podría prohibir los globos metálicos, quién?,
los queridos, los amados globos metálicos...
Metro de Madrid informa, pero
¿quién informa a Metro de Madrid?
¿Qué hicieron esos hermosos globos metálicos
para alcanzar la prohibición
y ser vetados
en Esperanza y Prosperidad,
en Pan Bendito y Las Suertes,
en Cuatro Vientos y Casa del Reloj,
en Estrella, en Delicias, en Lucero,
en Retamares y Las Musas,
en Mar de Cristal, en Campamento?...
¿Qué hicieron sino volar, volar tan solo
agarrados por las manos de algún niño?
Ahora, nadie los verá aquí, bajo la tierra,
en estos agujeros que nos llevan
de la casa al trabajo, del trabajo a la casa,
de la casa al trabajo, del trabajo a la casa,

de la casa al trabajo...



Con tecnología de Blogger.